16 de junio de 2010

Hombres se entregan como voluntarios para participar de experimento en prision


Título: Das Experiment (El Experimento) – 2001
País: Alemania
Idioma: alemán
Género: suspenso
Ocasión: Cuando quieres que se te suba la adrenalina

Dónde se consigue: Si alguien sabe, comente

Resumen

Veinte hombres entran a una prisión voluntariamente para participar de un estudio psicológico.

Comentarios

Hace ya varios meses que no escribo nada en “La Filmoteca”. En parte tiene que ver con el mucho trabajo que tengo en mis otras esferas, pero también tiene que ver con que mi acceso a películas extranjeras está limitado últimamente. Por eso es que decidí buscar en mis archivos mentales y comentar algún filme que hubiera visto hace tiempo.

Das Experiment está basada en una historia real que ocurrió en los años 70s en Estados Unidos. En 1971, el doctor Philip Zimbardo decidió investigar los efectos sicológicos de convertirse en un prisionero o en un guardia penal. Escogió 24 estudiantes subgraduados de la Universidad de Stanford en California y les asignó roles de guardias o prisioneros al azar. El experimento se llevó a cabo en el sótano del edificio de sicología de Stanford.

El filme alemán contiene, definitivamente, algunas licencias creativas. Sin embargo, los eventos que ocurren en la película están basados en los hallazgos del Dr. Lombardo y en el pietaje que se tomó en el experimento original.

Como en muchas ocasiones, no debería entrar en mucho detalle para no arruinar las sorpresas; pero sí hay algunas cosas generales que se pueden comentar. En Das Experiment se demuestra de alguna forma ese conflicto eterno entre la influencia que tienen las estructuras y las instituciones sobre nuestro comportamiento y la agencia que tenemos los individuos. El personaje principal, Tarek Fahd, es un taxista que decide participar en el experimento por que le ofrecen una suma de dinero que él no se gana normalmente en su trabajo. De igual forma, sabemos que la ciencia se ha aprovechado de muchas situaciones como esta a lo largo de la historia: se le ofrece dinero o esperanza a personas que por x o y razón no lo tienen, a cambio de que se sometan a un tratamiento o a un medicamento que tiene planteamientos éticos cuestionables.

Por otra parte, este conflicto se presenta en todo su apogeo en el mismo experimento como tal. Habría que hacerse la pregunta, ¿qué pudo más en el comportamiento de los voluntarios, la situación en la que se encontraban o sus andamiajes morales personales? Esto, obviamente, no es una pregunta fácil de contestar. Sin embargo, para efectos del filme parecería que l@s investigadores/as construyeron el experimento de tal forma en que la estructura provee los pasos “naturales” a tomar. Por ejemplo, el hecho de que les hayan dado macanas a los guardias pero les hayan dicho que “bajo ninguna circunstancia” deben utilizar la violencia parece ser una contradicción aparente. No obstante, la realidad es que las macanas se pusieron ahí por una razón; la decisión de los guardias de usarlas o no se hace más fácil al proveer un instrumento que ya viene cargado con su propio significado de autoridad y violencia.

Creo que también es apropiado decir que Das Experiment es, de alguna forma, una crítica al positivismo que se va dando, cada vez más, en las ciencias sociales. Poner a seres humanos en un laboratorio y darle “estímulos” puede tener consecuencias éticas impensables. Por demás, no importa cuántas generalizaciones se quieran hacer de este tipo de ambiente de laboratorio, la realidad es que las condiciones sociales, las variables individuales de cada humano y una multiplicidad de otros factores ambientales siempre harán que sea imposible crear “leyes” (en el sentido científico de la palabra) del comportamiento humano.

En fin, vea Das Experiment y observe lo que puede ocurrir cuando se pone al ser humano bajo el microscopio.


Cortos

2 comentarios:

Charles Zombie dijo...

Ya existe el remake de la película, protagonizada por Adrien Brody y se estrenará en este año 2010.

RaFe dijo...

Interesante. Adrian Brody me gusta, a lo mejor la veo.