26 de junio de 2008

Director investiga abusos de Abu Ghraib

Título: Standard Operating Procedure (2008)
País: Estados Unidos
Idiomas: inglés
Género: documental
Ocasión: Cuando te quieras enterar de lo que está pasando en el mundo
Dónde se consigue*: Todavía no está en DVD

Resumen

Errol Morris - director de The Fog of War, documental premiado con el Oscar - investiga los abusos perpetrados por los soldados estadounidenses en la prisión de Abu Ghraib.

Reseña:

Lo malo

El estilo tradicional de Errol Morris de entrevista se presenta en cada uno de sus documentales. Es un estilo bien aburrido y poco dinámico: sienta a sus sujet@s de frente a la cámara (ni de lado, ni en diagonal suave ni nada, sino mirando directamente a la cámara) y los deja hablar por horas y horas. Quizá es que él no sabe dirigir las entrevistas o quizá entra en juego el mal trabajo de edición que se hace con las entrevistas. Cualquiera que haya hecho este tipo de trabajo sabe que no todo lo que el/la sujeto/a dice es importante (y en el caso del cine, interesante o necesario para mover la historia). Pues él no parece saberlo, porque deja muchos pedazos de entrevistas que, francamente, no nos explican nada de la persona ni de los eventos. No importa la razón que sea, el saldo siempre es el mismo: películas larguísimas y aburridas (pero no por eso deja de ser importante).

Por otro lado, siguiendo con el estilo de edición, hay muchos momentos en que las entrevistas se cortan, sale una pantalla negra por par de segundos y luego sigue la misma entrevista. Esto ocurre a lo largo de todo el documental y lleva a que uno se confunda en múltiples ocasiones pensando que ya se acabó la película.

También me molesta la inconsistencia del director como entrevistador. En algunas entrevistas no se oye su voz para nada y en otras sale como un grillo chillando. Un hombre que tiene una voz como Errol Morris debería quedarse siempre fuera de la cámara. Es, verdaderamente, molestosa y más aún cuando es esporádica y sorprendente.

Lo bueno:

He leído algunas críticas que dicen que hay mejores películas que ésta hechas sobre el tema de Abu Ghraib. Tengo que confesar que no he visto ninguna otra y, por ende, no tengo mucho marco de referencia. Pero en general, me parece que uno logra tener una imagen bastante clara de lo que sucedió allí.

Me gustó que Morris entrevistara directamente a las personas envueltas en el escándalo y no recurriera a periodistas o analistas políticos como hacen otros directores. Morris argumenta que Standard Operating Procedure no es una película política y, aunque esto es un error propiciado quizá por su concepción limitada de la palabra “político”, él hace buen trabajo eliminando los elementos “politiqueros” (o político-partidistas) de los Estados Unidos. De esta forma nos concentramos específicamente en las versiones de las personas que estuvieron allí y nosotr@s mism@s podemos decidir si les creemos o no.

Esto es un asunto que no se puede tomar a la ligera…diría que es fundamental para este documental. Yo me pasé las dos horas que dura creando mis impresiones de estas personas. Por una parte, uno ve que algun@s de ell@s entienden que lo que hicieron estuvo mal. Por otra parte, sin embargo, uno se da cuenta de que no entienden cuán mal estuvo. No entienden las implicaciones de la degradación, de la humillación, del encubrimiento de abusos (y hasta de asesinatos) y de todos los demás horrores que ocurrieron allí. Su defensa, en múltiples ocasiones, es que “al menos no los mataron” (aludiendo a las imágenes de “terrorismo” árabe). Aunque no me acuerdo que ninguno de ell@s lo diga abiertamente, tod@s parecen entender que eso no estuvo “tan mal” porque “ellos” (el Otro siempre) hacen cosas peores.

Esto lleva a una discusión bastante sutil, pero presente e importante, de la moral y de cómo se mide ésta en tiempos de guerra. Much@s de est@s soldad@s entienden que en tiempos de guerra la moral se “redefine”, es decir, matar a una persona en circunstancias normales es malo, pero no en circunstancias de guerra; humillar a un ser humano en tiempos de paz es malo, pero no así en tiempos de guerra.

Finalmente, otro de los aciertos que le vi a Standard Operating Procedure (quizá por el sesgo de mis estudios), es el enfoque en la imagen. Una de las discusiones principales de este documental es cómo todo este evento cambió al ser fotografiado; cómo la imagen fue la que trajo todo esto a colación. Pero no es una oda no-crítica a la imagen. Se habla también de cómo las imágenes se distorsionan y se manipulan para salvar a un@s y culpar a otr@s. Se habla, igualmente, de cómo la imagen sólo captura un momento en una serie de momentos y cómo esto elimina el contexto de lo que está ocurriendo. Y, en el fondo, sale al aire la pregunta filosófica de cómo la imagen crea el evento. ¿Si el árbol cae solo en la selva y nadie lo oye, hace ruido?

En fin, aunque es un poco aburrida y lenta, Standard Operating Procedure tiene información valiosa y discute temas importantes. Creo, firmemente, que es un filme que debe verse.

Cortos

2 comentarios:

Mariena dijo...

Me gusto mucho ir a verla. Tienes razon con lo de que la cuestion de los dialogos es lenta ... pero te pone de frente a la gente que tomo o aparecio en las fotos ... y te das cuenta de cuan ciegos podemos ser los seres humanos, que seguimos como ovejas a cualquiera que se haga pasar por pastor.

RaFe dijo...

Definitivo. Estoy de acuerdo contigo y creo que es una pelicula importante que debe verse.

Gracias por comentar!