9 de mayo de 2008

Mujer cae en coma y despierta en otro país

Título: Good Bye Lenin (2003)
País: Alemania
Idiomas: alemán (subtítulos en inglés)
Géneros: comedia
Ocasión: Cuando buscas humor un poco más sofisticado
Dónde se consigue*: Blockbuster, Netflix, Amazon Marketplace

Resumen

Una señora dedicada al ideal comunista en Alemania Oriental cae en coma unas semanas antes de que caiga el muro de Berlín. Cuando sale del coma, el muro ha caído y todo ha cambiado pero ella no lo sabe. Su doctor le dice a su hijo que debe protegerla de cualquier evento que la pueda excitar por que ella está frágil y no aguantaría un infarto. El hijo, entonces, decide esconderle la realidad política del país y hace todo lo impensable para hacerle creer que todo sigue igual.

Reseña

Good Bye Lenin utiliza la comedia como mecanismo para acercarse a una situación que fue difícil, dolorosa y compleja. Según he leído de algun@s alemanes, el director hizo un gran trabajo al capturar el cambio abrupto y desenfrenado que se dio luego de la caída del muro. De igual forma, los escritores no tienen miedo de parodiar lo absurdo de ambos sistemas políticos tal y como se dieron en esta región del mundo; así evitan una representación maniquea de un periodo lleno de grises.

Por otra parte, la comedia de Good Bye Lenin tiene dos dimensiones. De un lado tiene una dimensión puramente física y “slapstick”. Del otro, sin embargo, se nutre de sutilezas para causar el humor. Un buen ejemplo de cómo el filme logra la síntesis de ambas dimensiones es la escena en que, de momento, unos trabajadores ponen un “billboard” colgante de Coca Cola en el edificio contiguo al de la casa de la mamá. Aunque lo que nos da risa es, precisamente, ver como se desenrolla ese letrero gigante y amenaza con destruir de un plumazo toda la ilusión que el hijo ha creado, también nos da risa (y dependiendo de sus inclinaciones políticas, molestia o tristeza) lo que connota ese letrero gigante: la presencia tan ridículamente exagerada y abrupta del capitalismo occidental en este país.

Good Bye Lenin¸ además, es una alegoría de cómo los seres humanos construimos nuestros ideales. Mientras estaba re-leyendo algunas críticas de esta película, encontré un comentario de una mujer que argumentaba que Alex, el hijo, le recrea una versión benévola del socialismo soviético/alemán. Pensando en que al principio del filme nos queda claro que él no es como su madre (tan entregado a la causa socialista), esta interpretación no es tan extraña. Alex, efectivamente, parecería estar construyéndole la versión del socialismo que él hubiera querido tener (en parte porque quiere preparar a su madre para que acepte el nuevo sistema político). De esta forma se problematiza más aún la situación de Alemania Oriental: no necesariamente se condena el socialismo como ideología, sino la forma en que este se implantó. Alex, entonces, imagina (en el sentido "appaduriano" de la palabra) una situación con la que él se siente cómodo.

En fin, Good Bye Lenin, un largometraje que recibió 31 premios internacionales y 14 nominaciones adicionales, es una historia de familia, de política y de cómo éstas se entrelazan entre sí; un filme entretenido, inteligente y cómico.

Cortos



* Parte del propósito de este blog es compartir los lugares en donde se pueden conseguir las películas. Si usted sabe de un sitio en específico, por favor añádalo en la sección de comentarios. ¡¡Gracias!!

Tags de

2 comentarios:

Manny dijo...

en Puerto Rico hay mucho comunista que se pasa jodiendole la vida a los demas..... un dia de estos to esa gente se rendiran al darse cuenta que los McDonalds, los Sears y los Marshalls se puede ir: lo que mueve la economia en nuestro pais

RaFe dijo...

Ay Manny! Tu siempre con lo tuyo! Pa' mi que lo que mueve la economia en este pais es la panaderia esa que esta al lado de tu casa! Eso no se va a ir con el comunismo! =)

Saludos!